Maldito dorado

Ayer volví a trabajar.

De normal, mi pequeño duerme por las mañanas pero ayer estaba despierto. Estuvo toda la noche encima de mí, pues no quería quedarse en la cuna. Puede ser que él sintiera mis nervios y mi preocupación por tener que dejarlo siendo tan pequeño.

Me despidió con una de sus mejores sonrisas en la puerta de casa.

Me subí en el coche y aparte de que llevaba sin conducir un tiempo, la sensación de conducir hacia donde no quieres ir es muy extraña. Por qué voy si yo lo que quiero es estar en casa?

La razón por la que iba era clara: el maldito dorado. Conocéis la canción de Revolver? Vi a mis padres correr en busca del dorado, vi a mis padres luchar cada uno por su lado, lo mejor de sus vidas donde se ha quedado, quizá yendo detrás del maldito dorado…  Os dejo el link por si queréis escucharla entera.

Pues bien, trabajaré y pelearé por el dorado para darle lo mejor pero estableciendo mis límites y mis metas cosa que hasta el momento no hacía.

Las prioridades cambian y los niños crecen muy rápido… así que voy en busca de la reinvención.

Anuncios

2 Respuestas a “Maldito dorado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s