Maternidad contagiosa

Una mujer embarazada.
 

Como si de una gripe se tratara. Ese instinto de maternidad latente, de pronto se activa al verse rodeado de carritos de bebé.

Hay estudios sociológicos que afirman que la decisión de tener hijos, no viene determinada exclusivamente por las preferencias de las personas sino también por la influencia de las redes y de las personas de las que se rodea.

El estudio afirma que esa necesidad de ser madres empieza a crecer una vez ya has visto al bebé y que a los dos años esta en su pico más alto. Después, las ganas de ser madre se reducen hasta incluso poder desaparecer.

En realidad, tener hijos y que la gente de tu entorno también los tenga es perfecto. Se pueden compartir experiencias, dudas,… puedes contar con gente con la que pasear (no sé si hay estudios de esto, pero si se contaran las horas que los padres pasan paseando con sus bebés, seguro que se batiría algún record).

Además es bien sabido que, cuando tienes un hijo, tus aficiones cambian y lo que antes era una cena y unas copas, ahora es una merienda y un rato en el parque así que si esos ratos los puedes seguir compartiendo con amigos, mejor que mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s