Bla, bla, bla

hablarHace siete meses que nació él y que nació mi nueva vida. Miles de dudas, de preocupaciones y de palabras han habido desde ese momento. Cuando digo miles de palabras, me refiero a miles de miles de palabras. Amigos, vecinos, conocidos, médicos,… todos tienen algo que decir y además, no se han puesto de acuerdo para decir lo mismo.

Sobre la lactancia materna, una y mil historias vas a poder escuchar. Sobre el sueño del bebé, más de lo mismo. Si le pones crema, será mejor el aceite. Si le pones de una postura, será mejor otra.

Cada niño es diferente, cada niño es un mundo y la que ha estado con él desde el primer minuto, eres tú. Nadie mejor que tú, conoce a tu bebé.

Puedes equivocarte? Pues claro que sí. Todos tenemos derecho a equivocarnos y además podemos hacerlo con la tranquilidad de que no le vamos a hacer ningún daño a nuestro bebé porque todo aquello que suponga un riesgo, por ínfimo que sea, lo vamos a rechazar directamente.

La maternidad es algo que se vive en primera persona. La maternidad es única y genuina. Disfrútala, vívela y deja a un lado todos esos comentarios/personas que te impiden saborear este momento.

La vida es mucho más fácil de lo que nos pensamos. Hazlo fácil y te será fácil

Anuncios