La madre de Pepito

imagesCATH5C8B"Me gusta nadar entre peces de colores"

 

 

Llevamos unos meses yendo a la piscina. Se supone que tiene que ser un momento relejado, un momento de encuentro entre madre e hijo.

Llegas al vestuario como todas las semanas tarareando una canción para ir preparando al pequeño. Diciéndole lo bien que lo pasamos en la piscina.  Recordándole lo calentita que esta el agua. Hasta aquí todo perfecto!

Pero entonces, un temblor de suelo se sucede, gritos nerviosos se escuchan en los pasillos, pasos de gigante se aproximan hacía nosotros. Ya está aquí. Ya ha llegado. Es la madre de Pepito. 

Pepito es un niño de unos 3 años. El pequeño no para. Corre, se mete en las taquillas, coge el secador,… y la madre de Pepito finamente le grita: ven aquí imbécil que eres muy tonto! Al alcanzarlo le arrea un buen capón. El niño llora y empieza a gritar. La madre grita: que malo eres!!! Te voy a castigar!!!! El niño grita… la madre grita más….

Una vez en el agua, la madre de Pepito se posiciona cercana al cristal y pegando golpes, intenta conseguir que su hijo haga bien los ejercicios.  Aquí no termina todo.

¿Qué toca después de la clase? La ducha. Pero no cualquier ducha. La ducha con la madre de Pepito.  ¡¡¡Para que contar más!!!

He querido ironizar una situación que me resulta lamentable. He pensado poner una reclamación al centro. Si bien es cierto que no puedo meterme en la educación que esa madre da a su hijo, sí que puedo intentar conseguir que se establezcan normas para que no se permitan gritos e insultos en los vestuarios.  Si nuestro entorno es propicio a gritos e insultos, ¿qué pretendemos que hagan los niños? PUES GRITAR E INSULTAR!!! 

Suelo pensar en Pepito muy a menudo. Si esa madre es capaz de liarla parda delante de todo el mundo, ¿qué será capaz de hacer en casa?

Anuncios

28 Respuestas a “La madre de Pepito

  1. Que fuerte!!! Como no se le cae la cara de verguenza a la madre de pepito?? Yo tambien es cierto que he presenciado escenas parecidas en centros comerciales o la calle, y siempre me dan ganas de acercarme al niño y consolarlo, e intentar explicarle las cosas sin levantar la voz, intentando que comprendan lo que pasa, o hacen mal. Qué triste que pasen cosas así

    • Pues sí… al principio no podía evitar quedarme mirándola horrorizada. Ahora ya me he medio acostumbrado pero aún así… yo flipo con la gente! la semana pasada la montó de nuevo… es tristisimo!

  2. Buffff no quiero ni imaginarme como es en casa!! Tengo una vecina con la que me crié que ahora tiene dos mellizos de unos 3 años y les trata igual, todo el día a gritos, insultos, algún azote demasiado fuerte como para poder sentirlo en tus propias carnes… Y te sientes tan impotente… Me da pena pensar lo q esas criaturas sufren y que crezcan pensando que esa es la forma normal y natural de educar.

  3. ¡Jodo frodo! Cada vez que veo comportamientos así me saltan a la cabeza un ciento de preguntas, si esa madre tiene ayuda (bien sea de la pareja, de los padres), si alguien se ha atrevido a decirle que existen otras formas, si ha querido leer/informarse sobre otros métodos, las horas que ese niño pasa jugando con sus padres, el caso que le hacen sus padres en casa… Son tantos los factores a tener en consideración, que en tan corto periodo de tiempo son imposibles de apreciarse. Pero siempre hay un sentimiento que se repite, la penica por ese niño.

    • Sí… tienes rázón. Puede ser que la madre lo este pasando mal, puede ser que necesite ayuda,… en tan poco tiempo es imposible pero las lia bien pardas y el pobre peque!

  4. Es que deberíamos hacer un examen antes de ser padres, muchos lo son por la sociedad,…es lo que toca, y a partir de una edad parece que todo el mundo te pregunta y no te deja en paz.
    Es una pena!!

  5. Ay que situación! Y no puedes cambiar de día? Porque obviamente que tu hijo vea eso no puede ser bueno. Y respecto a la madre del niño, ponerle una queja no es mala idea, lo que pasa es que a mí esas cosas se me hacen tan violentas…Pero bueno, la violenta es ella en realidad

    • pues no sé si coincidimos en la piscina pero he vivido, como tu, varios episodios de esta madre. Que no es que no tenga vergüenza, sino que además se justifica ante las demás madres como dándose la razón. El otro dia, al pobre pepito se le ocurrió dirigir la ducha hacia su madre vestida, mojándola por completo. El horrible grito de la madre hizo callar a todas las personas que nos quedamos horrorizadas.

  6. Qué triste ver una madre de Pepito, pero lo más triste es que no es la única. Yo tropiezo con alguna otra en el parque y dan pena ajena. Sobretodo por el niño.

  7. Eso mismo estaba pensando yo… si es capaz de tratarlo así en público que siempre te guardas un poco por el qué dirán… ¿cómo lo tratará en casa? miedo me da y estoy horrorizada y yo soy de las que pierde los papeles pero entiendo que son pequeños y que tienen que ir poco a poco… madre mía lo que tenéis que aguantar!!!!!!!! los pelos de punta

  8. No puedo con la gente que insulta a los niños, es que me parece horrible. Y no voy a decir que yo nunca haya gritado en un momento de locura pero desde luego que insultar a mis hijos en la vida.
    Pobre niño, porque luego esos niños son los que pegan e insultan a otros niños en el colé.

  9. me parece increíble y lo triste es que esa mujer no es la única que trata asi a su hijo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s