Disonancia cognictiva

¿De dónde me ha surgido a mi la curiosidad de saber qué es la disonancia cognictiva?

Ejemplo de disonancia cognictiva. Sé que sí pero al final es no.

Ejemplo de disonancia cognictiva. Sé que sí pero al final es no.

El otro día leía la experiencia de una chica que no lleva a su hija a la guardería porque no trabaja. Según contaba, otra chica que estaba esperando a que salieran sus hijas de la guarde, le dijo: “anda deja a tu hija en la guardería que la tienes todo el día pegada y no la dejas respirar”

La cuestión es que hubieron varias respuestas que le decían que eso era disonancia cognictiva.

Pero, ¿qué es la disonancia cognictiva?

La disonancia cognictiva es la sensación o sentimiento que genera una persona al mantener al mismo tiempo dos pensamientos contrarios.

Más de una vez, leyendo comentarios o experiencias, he pensado que la persona que lo estaba escribiendo, realmente no creía lo que decía.

Diariamente, estamos sometidos a una gran presión por parte de la sociedad que viene en forma de comentarios, de hechos, de situaciones,.. que nos pueden hacer dudar de nosotras mismos e incluso pueden hacer flaquear todas nuestras ideas y principios.

Muchas veces, llega a generarnos tales conflictos que nos hace sentirnos culpables. Culpables por no poder satisfacer las necesidades de nuestros hijos de la forma que nos gustaría y aquí es cuando intentamos engañar a nuestro subconsciente e intentamos convencernos de que realmente “si los cogemos mucho en brazos se acostumbraran” o cosas como que “dormir con los niños no es bueno porque les generas dependencia”

Hay personas que afirman que la lactancia artificial es igual de buena que la materna sólo porque ellas abandonaron o estuvieron mal asesoradas o por ejemplo, hay padres que llevan a sus hijos a la guardería simplemente porque afirman que así se sociabilizan más. ¿Realmente se lo creen?

Estas personas pueden hacer sentir culpables a otras madres llegando incluso a afectar negativamente en su vida, por ejemplo interfiriendo en su lactancia.

Leyendo información sobre la disonancia cognictiva, me he acordado de una frase que decía Carlos González en su libro, Un regalo para toda la vida, en la que cuestionaba que habían padres que llevaban a sus hijos a la guardería dos semanas antes de reincoporarse a trabajar porque así se iban acostumbrando. En estos casos planteaba la siguiente pregunta: ¿no sería mejor que esas dos semanas estuvierais en casa con vuestros hijos? son dos semanas de lactancia, de abrazos, de besos,… ganadas.

¿Qué hacemos entonces en estos casos en los que nos sentimientos atacados “por hacer” o “por no hacer” algo que deberíamos “estar” o “no estar” haciendo?

Tenemos dos opciones:

1. Opción Zas en toda la boca.

Opción Zas en toda la boca

Opción Zas en toda la boca

Aquí es donde utilizamos frases del estilo:

  • ¿Todavía le das teta? ¿Hasta cuándo vas a darle? Le daré teta hasta que suelte la mía y coja otra!
  • ¿Qué el niño duerme con vosotros…???? Sí sí pero el que realmente me preocupa es mi marido que con 40 años todavía necesita dormir en mi compañía.

2. Opción dientes dientes. Sonrisa falsa y si te he visto, no me acuerdo.

Opción 2. Dientes dientes

Opción 2. Dientes dientes

Yo me decanto por la opción 2 casí siempre, y ¿vosotras? ¿Habéis identificado casos de disonancia cogniciva en vuestro entorno?

Anuncios

32 Respuestas a “Disonancia cognictiva

  1. Yo, en la mayoría de los casos, me decanto por la segunda opción, y más a menudo de lo que quiero 😦 El mejor amigo de mi hijo tiene una madre de esas que para ella no sentirse culpable tiene que tirar por tierra a los demás… suelta cada perlita… y yo… sonrisa y me entra por un oído y me sale por otro, y … es que soy de una #malamadre!!!! jejejeje

  2. Vivimos con la disonancia cognitiva todos los días. Sin ir más lejos, el hecho de fumar es de por sí disonante porque todos sabemos que fumar es malo, ¿entonces por qué la gente fuma? De hecho, hay gente que hasta defiende el fumar…
    Respecto a la maternidad, pasa un poco lo mismo, a veces uno necesita predicar a los cuatro vientos lo que cree que es mejor para seguir autoconvenciéndose.

  3. Esta manía que tenemos los humanos de decirle a todo quisqui lo que debe hacer en todos los aspectos de su vida. Y joder, no a todo el mundo nos funciona las mismas cosas ni hay verdades absolutas para ningún tema. El día que aprendamos a dejar que cada uno haga con su vida y con sus hijos lo que le de la real gana (siempre que esto no le haga daño a nadie), este será un mundo feliz! Besitos y de vez en cuando elige la opción 1 que es con la que mas a gusto se queda uno!

    • jajajaj si a mi en realidad la que me gusta es la 1 (me descojono con la originalidad de la gente contestando) pero no me sale natural…a no ser que ya me tengan muy hinchados los coj…. y entonces me salen hasta saetas!!!!

  4. Muy bien explicado! Estamos rodeados de disonancias en nuestro día a día… Lo importante es optar por una de esas dos opciones! Jejejeje

  5. Yo soy de las de la opción 1. Si alguien se mete en mi vida y mis decisiones sin ser invitado no puedo callarme, contestar tengo que contestar, eso si, sin dar mucha explicación, con un “porque me da la gana” basta.
    Respecto al tema de la lactancia es increible, es como si se hubiesen creado dos bandos y hubiese una guerra silenciosa, yo desde luego no puedo decir lo que haré o dejaré de hacer, pero lo que si que creo es que hay que empezar a tolerar la decisión que cada cual tome sin juzgar a nadie. Porque malas madres hay pocas.

    • cuanta razón tienes! todas hacemos lo que consideramos mejor para nuestros hijos, no creo que nadie haga las cosas a malas! y lo del tema de la lactancia es verdad, parece que haya una guerra cuando en realidad todos somos libres de hacer lo que consideremos mejor! un besazo

  6. Yo siempre opto por la segunda opción a no ser que me pille en un día torcido.. o un comentario de alguien que ni tiene hijos y se aventura a decirte que hacer… Hay de todo en este mundo. Besos!

  7. Yo suelo utilizar la segunda opción a menudo. Pero te reconozco que la primera me sale del alma y suelo ser bastante creativa en las respuestas. Así que cada vez menos gente se atreve a juzgarme (a la cara). Pero vamos que me importa 0. Le hecho la culpa a mi caracter y punto. Feliz finde!!

    • aajjajaja claro que sí y si te sale del alma… esas son las mejores respuestas! a mi no me suelen salir pero reconozco que me encantan (me descojono de la risa) ajajaj

  8. Que va. No puedo ser como tú. Lo de los dientes me cuesta una barbaridad. Yo soy de contestar. No me callo ni debajo del agua xDD. Así que… ¡zas en toda la boca! xDDD. Eso a veces es malo también, pero no me importa. Soy demasiado directa… y así me va :D.

  9. Yo estuve a punto de dejar de darle la teta por eso que comentas, tal es la presión que a veces te hacen querer gritar y pegar a alguien. Yo misma me veo a veces excusando el por qué hago las cosas a los clientes que al verme actuar con el niño, cuestionan o “aconsejan” que no le haga caso, que no le de teta, que no lo acueste tan tarde.. Es lo malo de estar criandolo en el negocio,que todo el mundo se cree con derecho a opinar.
    Yo me he apuntado la opción A. Con una sonrisa y educadamente,pero les suelto alguna de esas que les quite las ganas de volver a meterse. Me pasa como a mirefugio que acaba de escribir aquí arriba y la conozco bien jaja, que somos folloneras por naturaleza.

    • Es que llega un momento en el que es imposible estar callada también. Mi lema de vida es vive y deja vivir. Yo no me meto en la vida de nadie así que, por qué se tienen que meter en la mía?? jajajaja folloneras, ya me caes bien entonces 🙂

  10. yo estoy hasta el moño ya de tanta pregunta, las sonrisas se me han terminado de verdad te lo digo. Oye, que no pasa un día en que no me digan que por qué no lo llevo a la guarde?? me tienen frita, yo no entiendo que afan la gente con meterse donde no le llaman… lo malo es eso, que hoy me lo ha dicho la de la farmacia y ni caso, pero el otro día una chica me echó un rapapolvo y me dejó hasta con mal cuerpo…

    • claro es lo mismo que me paso a mi al salir del pediatra, al final me ´hizo dudar de mi misma y de mi día a día con el peque… me hizo dudar de que lo estaba haciendo mal y en realidad aquí no se hace ni bien ni mal, lo hacemos como sabemos o como podemos siempre buscando lo mejor para nuestros peques!

  11. Ayyy, yo es q creo q la gente no lo hace con mala intención.. El q t dice q los niños se accostumbran a dormir en brazos es xq realmente lo cree. No xq quieran dejar de sentirse culpables. Yo si no duermo con mis hijos es precisamente xq no duermo ni yo ni ellos, jaja… no xq sean o no independientes, q no tengo prisa xq lo sean.

    • también puede ser… bueno yo sí que creo que hay gente que puede ser como tu dices pero que hay un % que igual se escapa! de todas maneras a mí también me gusta pensar como tú y pensar que la gente lo hace sin maldad! feliz finde

  12. Super post! Algo que tenemos en nuestro día a día y no sabemos cómo nombrarlo, pero es una realidad. La opción depende del momento, aunque no suelo entrar en polémicas, siempre hay alguien dispuesto a tocarte las narices más de lo conveniente (por ser fina, claro) y entonces, Zas!!!

  13. Pues sí, la de dudas que nos ha planteado esas dos palabrejas. Yo siempre aplico, sentido común y lo que en cada momento me apetece, independientemente de lo que digan los otros. Cada cual que viva su ida y decida sus propias decisiones sin entrometerse en las de los demás.
    Pero en fins, lo que nos has explicado está por desgracia en el orden del día.
    Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s