Paciencia, mucha paciencia

Mujer al borde de un ataque de nervios... la paciencia no es para ella!

Mujer al borde de un ataque de nervios… la paciencia no es para ella!

¿Por qué debemos tener paciencia con nuestros hijos?

Os pido que veáis el video y penséis la respuesta:

Este video lo he usado mucho porque hasta hace dos meses (¿Queréis leer la historia de mi no conciliación?) impartía formación de liderazgo para mandos intermedios y directivos y os aseguro que, la gran mayoría de ellos, necesitaba reflexionar sobre la paciencia que se necesita al trabajar en equipo o ser líder de uno de ellos.

Y ahora, ¿Ya sabéis porque tenemos que intentar mantener la calma con nuestros hijos?

En este caso, el video trata como en ocasiones, perdemos los nervios con nuestros padres o abuelos de forma gratuita sin pararnos a pensar que ellos son los que nos han respondido los cientos de por qués, ellos son los que nos han cambiado los pañales, ellos son nuestro origen.

¿Cuántas veces se nos han caído cosas al suelo? ¿Cuántas veces nos hemos manchado la ropa comiendo? Cientos de veces (en mi caso, algunas más:))

Y entonces, ¿por qué nos enfadamos ahora cuando a ellos les pasa?

Hasta el momento, no conozco ningún adulto que no haya sido niño y cuando son tan pequeños, es tan grande el entorno que les rodea que cualquier cosa, se convierte en una novedad y es fácil poner de los nervios a cualquiera.

A mi, algo que me suele funcionar cuando veo que pierdo los nervios, es intentar ponerme en el lugar de mi hijo. Por ejemplo, los viernes vamos a nadar pero esta última clase, mientras estábamos en el agua, él sólo quería jugar con un muñeco. Intenté varias veces seguir la clase y me puse un poco tensa porque el pequeño iba por libre. Al final, me puse a jugar con él y el muñeco sin problemas. ¿Por qué le tiene que apetecer nadar todos los viernes a esa hora?¿Cuántas veces me he quedado en casa sin hacer nada porque no tenía ganas de nada?

Así que, una gran dosis de paciencia para todos y a intentar hacer las cosas fáciles.

Anuncios

21 Respuestas a “Paciencia, mucha paciencia

  1. Yo mantengo una guerra diaria con mi marido por este tema. El no soporta que el niño tire cosas, que se manche, que se le caiga comida, que tire los juguetes etc. Y tengo que recordarle que es un niño, que hace cosas de niños, y que parte de su aprendizaje pasa por mancharse, tirar comida, ensuciarse etc.
    ya había visto el video hace unos años, la verdad es que es muy emotivo, pero real.

  2. Muchísima razón tienes! Me quedo con tu mensaje y me lo aplico ipso facto. Hoy justo he tenido un episodio similar al que dices y he pensado lo mismo (justo después de perder la paciencia). Besicos

  3. Ponerse en lugar del niño es, sin duda, la mejor solución para armarse de paciencia y entenderle. A mí me pasa que más que falta de paciencia, el problema es el cansancio, las prisas, los agobios…

    • como te entiendo… el cansancio es algo que también me pasa muy malas jugadas a mi! mi peque duerme muy mal y hay veces que necesito un kitkat porque no puedo con mi vida!

  4. Si es que a veces perdemos la noción de que son niños y hacen lo que les toca a su edad. Queremos que hagan lo que a nosotros nos parece que deben hacer pero a veces no funciona así…. Esto lo tengo que defender casi a diario con Marido, ya que él parece que cree que tiene hijos de 20 años y además de los que no rechistan jajaja, pero es que tienen 2 y 3 años!!! Qué puedes esperar?? Son niños pequeños y se comportan como tales… él se pone siempre muy nervioso, es muy impaciente y al final acabamos discutiendo nosotros porque no sabe ponerse en su lugar….

  5. Falta nos hace cargarnos de paciencia, porque el día a día se hace duro: lo que tira, lo que mancha, venga date prisa que no llegamos… Les metemos en el rol de nuestro ritmo diario a veces sin acordarnos que ellos aún son niños. Intentaremos cambiar el chip! 😉

  6. Que de acuerdo estoy! En nuestro caso mi marido tiene super paciencia y jamas pierde los nervios. Yo soy mas de pegar el grito pero con mi hijo he cambiado el chip y tengo extra extra paciencia. Eso no quiere decir que hay dias que me supera, pero intento contar hasta 10 y hablarle. Al final, me doy cuenta que es lo mejor porque las pocas veces que le he gritado luego me siento muy muy mal

  7. Que razón tienes! Yo ya lo practico con mi chico, que se le cae un plato, pues no pasa nada, me rio, recojo, y a Ikea a un plato nuevo!! Todo tiene solución! Todos hemos sido niños, y a ninguno nos gustaba que perdieran los nervios con nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s